viernes, 9 de diciembre de 2016

¿PARA QUÉ PRACTICO MINDFULNESS?

 

El aspecto más importante del mindfulness es que nos ayuda a entrenar la mente para responder con mayor efectividad ante situaciones estresantes.

En la actualidad, gracias a los avances científicos sabemos que el cerebro sigue cambiando y desarrollándose a lo largo de toda la vida y muchos de esos cambios están determinados por lo que hacemos.

¿Cómo es mi cerebro?

El cerebro consta de billones de neuronas que envían señales eléctricas a través de conexiones que se establecen entre ellas. Imagínate las neurones como si fueran tramos de vías y en las señales eléctricas como si fueran los trenes. Los neurocientífcos suelen decir que las neuronas que se activan juntas permancen interconectadas, lo que significa que, cuanto mayor sea la frecuencia con que utilizamos y hacemos conexiones entre diferentes zonas del cerebro, mas fuertes y rápidas serán esas conexiones. Piensa, por ejemplo en cómo evolucionas al comenzar  a practicar un deporte.
  Resultado de imagen de cerebro redes neuronales

Cuando practicamos mindfulness concentrándonos durante unos minutos en los sonidos que oímos alrededor o deteniéndonos para respirar hondo antes de actuar con precipitación; estamos cambiando nuestro cerebro.

Investigaciones recientes (Hölzel, 2011)

El mindfulness lleva practicándose más de 5.000 años pero es ahora cuando la ciencia ha comenzado a investigar los efectos de esta práctica en el cerebro. Las últimas investigaciones han descubierto que practicar mindfulness puede reducir el tamaño del sistema límbico (la zona del cerebro encargada de explorar el entorno en busca de amenazas, reales o imaginarias, y de reaccionar a ellas mediante la lucha, la huida, la paralización o el nervisismo) y aumentar o fortalecer el córtex prefrontal (la zona que nos ayuda a tranquilizarnos, pensar con claridad, planificar y tomar decisiones racionales)
 

Estos cambios cerebrales son especialmente efectivos en los niños ya que su córtex prefrontal no estará del todo desarrollado hasta los 20 años (aproximadamente), de hecho en niños menores de 3 años, está en pleno comienzo. Esta es la razón por la que a esta edad no se puede argumentar por medio de la lógica.

Si te apetece seguir profundizando, AQUÍ te mostré un vídeo con más información. Recuérdalo!!


¿Cómo se lo explicamos a los niños?

Es fundamental que los niños comprendan que practican mindfulness para realizar cambios en su cerebro. Esta práctica deben comprenderla cómo un entrenamiento mental que les proporcionará grandes beneficios. En el libro 1,2,3 Respira de Carla Naumburg encontré una explicación que me ayudó a poder trasmitriles a los niños el gran poder del mindfulness.

A los niños les puedes explicar la existencia de tres cerebros: El protector (Sistema límbico),  el reflexivo (El córtex prefrontal) y el instintivo (Reptiliano). El cerebro protector trabaja con ahínco para mantenernos lo más felices y a salvo posible, pero a veces no estudia detenidamente las cosas. Por eso, necesitamos que el cerebro reflexivo nos ayude a ir más despacio y realice mejores elecciones.


El mindflness ayuda al cerebro protector a calmarse para que el cerebro reflexivo pueda actuar.

Si quieres conocer más ideas para explicarles a niños de infantil qué es el mindfulness, recuérdalo en este POST

 http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/2015/11/como-explicamos-los-nins-que-es-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!