miércoles, 8 de junio de 2016

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PARA ACTIVAR TU ENERGÍA VITAL


El término sánscrito prāṇāyāma se utiliza para hacer referencia a los ejercicios respiratorios del yoga que regulan nuestra energía vital (prana). Es lo que los chinos denominan Chi y los japonenes Ki. Prana significa "lo que está en todas partes". Los pranayamas producen efectos en el cuerpo físico, mental y emocional. Nos permiten relajarnos después de una carrera, controlar un enfado o una pena pero también nutren a nuestro cuerpo de oxígeno ayudando así a todo el organismo.
Nuestra respiración es una poderosa herramienta de control. Como dijo Yogi Bhajan "si controlas la respiración, controlarás todas las situaciones de tu vida"

El objetivo que se persigue con estos ejercicios es que los niños/as comiencen a tomar conciencia del acto de respirar. Aunque la respiración se produce de forma involuntaria y la realizamos a largo de todo el día, si les preguntas a los niños/as si son conscientes de cuando respiran o si saben respirar; lo más probable es que acepten que poco o nada saben de este acto inconsciente de su cuerpo.

La clave es hacerles ver que también podemos respirar voluntariamente, dominar nuestro ritmo y nuestro flujo de aire. Además, debemos enseñarles que el manejo de su respiración les ayudará a controlar situaciones desagradables en sus vidas como el extrés ante un examen, un enfado con un amig@ o una larga espera en la que se sientan aburridos. Simplemente, tomando conciencia de la respiración y llevando nuestra atención a ella mientras hacemos una inhalación amplia y profunda, ya puedes notar efectos inmediatos. No hace falta ser un experto!!

Anímales a usar estos ejercicios en diferentes momentos del día para que sientan sus beneficios: antes de una prueba que exija concentración, después de un tiempo de actividad intensa, al final del día cuando se sientan agotados. Incorpora estos ejrecicios en la vida del aula. No hace falta que le dediques mucho tiempo, con invertir 3 a 5 minutos un par de veces al día, conseguirás resultados brillantes!!

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PARA NIÑOS/AS:

GLOBO: Con este ejercicio tratamos de tomar conciencia de la respiración dentro de nuestro cuerpo. Imaginamos que en nuestra barriga hay un globo que se hincha cuando cogemos aire y se deshincha cuando lo expulsamos. Nos sentamos con las piernas flexionadas y apoyamos las manos debajo del pecho. Cerramos los ojos y sentimos como nuestro estómago sube y baja al ritmo de nuestra respiración. Un grado más de didificultad sería intentar respirar todos juntos.


ABEJA: Con el ejercicio de la abeja tratamos de usar nuestra respiración para calmarnos o concentranos. 


Debemos taparnos las orejas con el pulgar y apoyar el resto de la mano sobre la cabeza. A continuación, cerramos los ojos e imitamos el sonido de la abeja pronunciando la letra "m" o "z".. Zzzzzz
 


LEÓN Y LA HORMIGA: Este ejercicio sirve para que los niños aprendan a respirar de manera profunda. Les pediremos que respiren como lo haría un león grande y fuerte. El león corre muy rápido y para ello precisa de una respiración más agitada y rápida. Después, les pediremos que respiren como una hormiga, que es más pequeña y por tanto necesita respirar de manera más pausada y lenta. Con este juego, los niños/as identificarán que actividades producen en el cuerpo una respiración agitada (correr, saltar, gritar...) y una respuiración pausada (descansar, pintar mandalas...)


EL LEÑADOR: Con esta respiración los niños/as aprenderán una herramienta para liberar tensiones y enfados. Este ejercicio sirve para expulsar con la exhalación toda la tensión acumalada para ello trataremos de imitar a un leñador cortando leña en el bosque. Nos colacamos de pie con la piernas un poco separadas e imaginamos que cogemos un hacha con los puños cerrados uno encima del otro. Inspiramos y levantamos los brazos bien estirados por encima de la cabeza y al exhalar, doblamos las rodillas, bajamos los brazos como si cortáramos un gran trozo de leña mientras dejamos salir el sonido "Haaaa" Lo repetimos unas cuantas veces con todas nuestras fuerzas.



LA PAJITA: Este es un ejercicio orientado a diferenciar el proceso de inhalación de la exhalacion. Repartimos a cada niñoa/a una pajita y un pompón. Practiraremos la inhalación intentando que el pompón quede pegado a la pajita y la exhalación tratando de llevar el pompón por un circuito hasta una meta.



DRAGÓN: Esta respiración tiene como objetivo que los niños aprendan a respirar por la nariz. Para ello elaboraremos una manualidad con un rollo de papel y papel seda y la colocaremos en la nariz intentando mover los trozos de papel con nuestra respiración imaginándonos que somos un dragón que echa fuego por la nariz.



LA SOPA: Mediante la sopa caliente se pretende que el niño alcance, a través de la respiración profunda, un estado de relajación. Tratamos de imaginar que estamos comiendo una sopa caliente. Pero antes, debemos tener cuidado para no quemarnos, está muy caliente!! así que comenzaremos a soplar con suavidad la sopa. Al soplar, nuestro cuerpo cambiará: la barriga se quedará hundida y los hombros estarán relajados.Continuaremos soplando durante unos segundos porque está todavía caliente, así que para ello se harán inspiraciones profundas.
Una vez terminadas las exhalaciones, llega el momento oler nuestra sopa así que repetiremos el proceso con unas cuántas exhalaciones profundas. Al finalizar, comeremos todos juntos nuestra sopa.



BARCO DE PAPEL: Este ejercicio tiene como objetivo que los niños/as aprendan a respirar con el estómago y diferencien las sensaciones entre la inhalación y la exhalación. Para ello, primero debes realizar un taller donde cada niño/a elabore su propio barco de papel. Una vez hechos y decorados puedes realizar este ejercicio de respiración donde los niños/as se tumban en el suelo y colocan el barco de papel encima de sus estómagos. Puedes ayudarles con una música de agua o olas de mar para despertar su imaginación y concentrarse en el movimiento del barco gracias a la inhalación y exhalación. Con este ejercicio también conseguirás que se relajen y mejoren su atención.



BURBUJAS: Este ejercico tiene como objetivo que los niños/as aprendan a controlar el soplo y realizar respiraciones amplias y profundas. Para ello, usamos un pompero para hacer burbujas de jabón. Les explicamos que si soplan muy fuerte, la pantalla de jabón se rompe y no se forma la burbuja. Necesitan un soplo suave y mantenido para poder conseguir hacer grandes burbujas de jabón. El soplo que aprenden a realizar con este ejercicio es el mismo que deben utilizar cuando se sienten nerviosos o enfadados. Cuando sientan que necesitan calmarse, pueden imaginarse haciendo burbujas de jabón con respiraciones amplias y profundas.



Practica estos ejercicios con regularidad para comprobar sus beneficios!!

2 comentarios:

  1. Seguro que ao mesmo tempo que o pasaban fenomenal aprenderon moi ben os exercicios de respiración. Un saúdo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena esa práctica ya que ayuda a los niños a conseguir relajarse, algo que siempre es positivo para ellos. A mi en el colegio me daban estos ejercicios y me encantaban

    ResponderEliminar

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!